PROTEGE TUS OJOS FRENTE AL CORONAVIRUS

PROTEGE TUS OJOS FRENTE AL CORONAVIRUS

Una de las dudas más frecuentes que nos surge en estos días es si puede haber contagio de COVID-19 a través de los ojos. Aquí voy a intentar explicar cómo se produce el contagio y cómo debemos prevenirlo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado que la principal forma de transmisión de COVID-19 es debido a las gotitas que las personas portadoras del virus expectoran al toser o al hablar. Esas pequeñas secreciones pueden permanecer flotando en el aire o depositarse en superficies durante un tiempo determinado.

¿CÓMO SE CONTAGIA?

Si una persona inspira o toca la superficie donde el virus aún está activo y se toca a continuación los ojos, la boca o la nariz, se puede producir el contagio.

Los ojos, al igual que el interior de la nariz y la boca, están cubiertos por una mucosa, que al ser una fina capa húmeda, actúa como una gran puerta de entrada para el 80% de las infecciones que tendremos a lo largo de la nuestra vida

Normalmente, la infección activa en nuestro cuerpo un proceso defensivo para eliminar el virus, produciéndose así una respuesta inmunológica automática y evitando prácticamente en la mayoría de las ocasiones la infección. Solo en ocasiones excepcionales, ante una situación de bajas defensas o ante una fuerte invasión del virus en la mucosa, la infección logra pasar al organismo y se desarrolla la enfermedad.

Es por esto, que al igual que protegemos nuestra boca y manos, es importante que protejamos también nuestros ojos, para poder retrasar la propagación de virus como el actual COVID-19.

¿CÓMO PROTEGER NUESTROS OJOS?

  • Lo más eficaz es lavarse a menudo las manos.
  • No tocarnos los ojos ni la cara sin habernos lavado y/o desinfectado antes las manos.
  • Si tosemos o estornudamos, hacerlo en un pañuelo desechable o cubriéndonos la cara con el pliegue del brazo.
  • Limpiar la montura de nuestras gafas. Los usuarios de gafas estamos acostumbrados a limpiar las lentes con regularidad pero ahora también es necesario limpiar la gafa al completo con agua y jabón y secarla con un pañuelo desechable.
  • Reducir el tiempo que pasamos frente a pantallas digitales. Uno de los síntomas de la fatiga ocular es el picor de ojos, lo que provoca que los frotemos más con las manos.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar tus ojos durante el confinamiento puedes leer sobre ello aquí


× ¿Necesitas ayuda?